Saltar al contenido

¿Por qué elegir una lámpara de pie para el salón antes que una de sobremesa?

elegir una lámpara de pie para el salón

Ya te habrán dicho que la iluminación durante la noche es muy importante. Aunque pueda ser agradable el apagar la luz para ver la televisión para crear algo de ambiente, la salud de tus ojos se ve afectada poco a poco con el paso del tiempo. Por ese motivo, es lo que te recomendamos el poner una lámpara de pie en el salón.

Pero, ¿por qué motivo es mejor poner una lámpara de pie que una lámpara de sobremesa? ¡Te lo vamos a desvelar ahora mismo!

Funcionalidad

A la hora de comprar una lámpara para poner en el salón, no solo es importante que tenga una estética que case con lo que tengas en la sala, sino que además resulte que es funcional.

La lámpara de sobremesa ilumina una determinada zona de la sala, pero, ¿te servirá si quieres realizar alguna actividad? Por ejemplo, si te apetece ponerte a leer un libro tumbado en el sofá o en tu sillón. Salvo que la tengas muy cerca, y a una altura adecuada, te resultará un estorbo.

Con las lámparas de pie no tendrás este problema. De hecho, hay lámparas para el salón de pie que cuentan con una bombilla principal para una iluminación total de la sala, y luego un brazo con una luz independiente, para poder iluminar una zona en concreto. O, luego están las lámparas de pie con brazo curvo, las cuáles puedes mover a tu antojo para iluminar una zona.

Ideales para poner encima de la mesa del comedor, y así despreocuparte de tener que poner una lámpara de techo para el comedor, o para iluminar la zona del sofá.

La potencia

lámpara de pie para el saló

Es verdad que una lámpara de pie de salón tiene menos potencia que las lámparas de sobremesa (claro que no siempre). Pero, ¿es qué necesitas más luz?

Podrías comprarte una lámpara que tuviera un regulador de potencia, aunque claro, esto seria un poco más caro. Pero si lo que te interesa es una más sencilla, para que entre otras cosas te salga un poco más barato, apuesta por las lámparas de pie LED. Tienen una luz tenue, ideal para ver la televisión sin que te moleste la luz de la lámpara, y que ilumina toda la estancia de manera adecuada, sin importar el tamaño de la sala.

Más fácil de ubicar

¿Es qué no es más difícil ubicar una lámpara de sobremesa que una de pie? Piénsalo bien por un momento. Al comprar una lámpara de sobremesa, vas a tener que comprar un mueble auxiliar para ponerla, mientras que la lámpara de pie la podrás poner en cualquier rincón de la habitación. Además, son lámparas livianas, por lo que si la necesitarás en otra sala, la podrías cargar sin problemas.

El espacio que ocupa

elegir una lámpara de pie para el salón antes que una de sobremesa

Buscando lámparas de pie en las tiendas encontrarás modelos con todo lujo de detalles, incluso algunas que son bastante anchas. Por norma general, estas ocupan muy poco espacio, pudiendo colocarse en cualquier esquina de la casa, al lado del sofá o detrás de la mesa del escritorio si es que trabajas desde el salón, lo que es una gran ventaja.

Si el salón lo tienes divididos por zonas, la podrás mover a voluntad, pues el cable es bastante largo, mucho más que el de una lámpara de sobremesa. Esto te permitirá tener un espacio de lectura, el comedor o una zona de desayuno en la otra parte del salón y no tendrás que molestarte en poner una iluminación independiente para esa. Como habrás podido comprobar por ti mismo, las lámparas de pie solo tienen ventajas, de modo que, ¿a qué estás esperando para comprar una para tu salón?