Saltar al contenido
Lámparas de pie modernas

Las claves de la iluminación en el dormitorio

iluminacion dormitorio

Puede que el dormitorio solo vayas a usarlo para dormir y descansar, pero, ¿es esa una excusa para tener un dormitorio bien iluminado? ¡Claro qué no! Que en dormitorio haya una buena iluminación es tan importante como en el resto de habitaciones de la casa.

Te vamos a dar una serie de consejos para que en el dormitorio tengas la mejor iluminación, no teniendo problemas ni en el día ni en la noche para estar en él.

La iluminación natural

Lo primero que deberías intentar es potenciar la iluminación natural del dormitorio. Debe entrar la mayor cantidad de luz posible desde el exterior. Una de las formas de hacerlo es pintando las paredes en blanco, en un tono neutro como un gris, un color beige o los colores tipo tierra. Estos ayudan a que la luz que entre desde el exterior haga que el dormitorio parezca muy luminoso.

Lo segundo sería poner una ventana de gran tamaño, tanto como te lo permita la normativa vigente. Si tienes un dormitorio con poca luz natural, no pongas cortinas, porque entonces no dejarás entrar nada. Mejor pon un estor o solo utiliza la persiana para cuando vayas a dormir.

La iluminación del techo

En el techo está claro que vas a necesitar una iluminación general, ¿o vas a depender siempre de la iluminación de las lámparas? Dependiendo del tamaño del cuarto es posible que necesites de una o dos lámparas.

Una de ellas tiene que estar justo en el centro de la habitación, pudiendo quedar por encimad e la cama o no dependiendo donde la tengas ubicada. La segunda, en el caso de que la necesites, la puedes poner justo encima del armario o bien en un espacio independiente que hayas creado, como por ejemplo un vestidor. En este último caso es mejor que la zona esté separada del dormitorio por algún elemento decorativo, como un biombo o un pequeño muro.

iluminación dormitorio matrimonio

Las lámparas de la zona de la cama

Cerca de la cama vas a necesitar algo de luz, por si te apetece leer por las noches, tienes que rebuscar entre los cajones tu medicación… pero, ¿qué es mejor: poner un par de lámparas en el cabecero o una lámpara en cada mesita de noche?

Si eres persona de leer mucho, es mejor una lámpara de pared para el cabecero, de tipo flexo, porque así podrás dirigir la luz a tu gusto. En cambio, si simplemente quieres una pequeña luz para la noche, entonces mejor una lámpara de sobremesa para una iluminación general.

Aunque, puedes poner ambas opciones y que la lámpara del cabecero sirva como una opción decorativa interesante, como por ejemplo poner una balda y que está por debajo tenga focos que te iluminen el cabecero con una luz tenue.

Una lámpara individual para el espacio independiente

Cuando el dormitorio tiene el tamaño suficiente no es extraño aprovechar alguna zona para montar un pequeño rincón de lectura, una zona para coser… o para lo que tú quieras. Esta zona necesitará su propia iluminación, y en este caso lo que mejor te va a venir es comprar una lámpara de pie moderna, de estilo vintage o retro, como quieras. Pero que sea de pie, para iluminar bien el espacio y, a ser posible, con brazo curvo para que la luz quede justo por encima de tu cabeza y puedas ver bien lo que haces.

ideas iluminacion dormitorio